Otro / historia

sconstanza
Conflictos con mi peso en la niñez
¡Hola! Les cuento un poco de que se trata esto, crecí en un barrio un tanto peligroso, entonces mis padres no dejaban que saliera mucho, mi rutina, solo era ir al colegio, hacer tareas, jugar en mi casa sola, o a veces invitaba amigas, pero todo era muy "light" y empecé a engordar, cuando me dí cuenta pesaba unos 70 kilos, siendo una niña de 9 años, era horrible, y mis papás no ayudaban del todo, decían que estaba gordita, que bajara de peso, etc. y bueno no se puede esperar tanto de una niña de 8 sin la ayuda de una nutricionista, era una carga para mi y creo que para cualquier niño/a que se les diga esas cosas sin verdaderamente ayudar, o sea, no iba a bajar de peso solo si me decían que estaba gorda, bueno, el tema fue que un día dije ¡BASTA! y comencé a bajar raciones de comida, no comía cosas "ricas", comencé a hacer ejercicio por mi cuenta, puse los juegos de recreo a mi favor, corriendo y jugando muy activa en el colegio, y cuando me di cuenta, ya habían pasado varios meses así. Había bajado bastante, recuerdo que teníamos una bascula en la casa, y de 70, bajé a 65, en mí creció una sonrisa enorme, en ese momento dije, tengo el control de mi peso, estaba demasiado feliz, pero ya no me bastaba con solo bajar raciones y hacer actividad física, no, quería mas, entonces si bajé la cantidad de comida, me dije, omitiré el desayuno, tomaba mas cantidad de agua, y mas ejercicio. Luego no fue solo omitir el desayuno, sino, el almuerzo, y lo sustituí por agua,mas ejercicio, seguí así hasta medio año o casi un año, que ya todos comenzaron a notar de verdad mi perdida de peso, por dentro me sentía muy bien, hasta que llegó el día en que me pregunte si podía vomitar, y aquí es donde me veía gorda todavía, por suerte, no vomite jamas, (me da mucho asco el vomito y solo el hecho de pensar en eso me asquea mucho) así que no lo hice. Pero mi mente ya no era la misma,era una obsesión, seguí hasta cumplir los 10 años, y una mamá de una compañera me pregunto si estaba comiendo, porque me veía muy pálida, ahí fue cuando me di cuenta que estaba mal. Mis padres trabajaban mucho así que no sabían, los fines de semana si desayunaba y almorzaba, a veces no cenaba, pero no decían nada. Con esto quiero decir, que hay que tener mucho tacto para decir algunas cosas, sobre todo en la niñez y adolescencia, solo con decirle a alguien que esta gordo, no basta, no es una ayuda de verdad, y a tener mucho ojo con los hijos, en si, yo siempre entendí porque trabajaban mis padres, y no les guardo rencor, pero quizás en otros niños no sea así, y hay que cuidar las relaciones madre/padre he hijo/a. ¡Nos vemos en otro post!
0.00
1
0
sconstanza
La distancia es un ¿impedimento? para el amor.
Comenzaré por una historia que se dio en el año 2011, enero, vacaciones de verano en mi país, tenía 15 años y empezaba a interesarme navegar por Internet, siempre con mucha ¡precaución!. Un día, vi un comercial en la televisión, se trataba de un juego online , así que ahí fui, ingrese mis datos con mucha curiosidad de que me encontraría y resultó muy entretenido, me podía crear mi propio personaje, colocar un nombre y a jugar. En el juego tenia un chat al mismo tiempo que hacías interacciones con los personajes,era lo más genial, encontré amigos y conversaciones únicas, en eso, entablo conversación con un chico, el cual no hablaba mucho, así que le preguntaba muchas cosas, como de que nacionalidad era, edad, hobbies, gustos, y más. Resultó ser que teníamos mucho en común, gustos parecidos y pensamientos casi idénticos, eramos de países vecinos ,cada día que hablábamos era mas y mas la curiosidad que me llenaba, conversaciones de horas, algunas profundas y otras cosas superficiales, no pasó mucho tiempo para caer enamorados uno del otro y declararlo, a todo esto, nos describíamos física y psicológicamente, confiando en nosotros, siempre con una pizca de ¿será verdad? que luego se diluía y era un vaivén de pensamientos, positivos y negativos. En nuestra mente era imposible vernos en persona, en vivo y en directo, pero la imaginación volaba en cada conversación. ¿Como lo sería? dos adolescentes enamorados, con una gran frontera dividiéndolos, y no tan solo kilómetros, sino, el hecho de decírselo a nuestros padres, eso era lo que nos aterraba, que nos prohibieran hablarnos. Todo lo que podría ser se esfumaba a veces entre nuestros pensamientos de "no poder", pero por alguna razón seguíamos imaginando que quizás todo podía ser, esperanzas que de algún lado venían y nos envolvían. Los días transcurrían y llegó marzo, había que entrar a la escuela, así que creamos rutinas de ir a clases y entrar al juego cuando llegábamos a casa, siempre y cuando no hubiera tarea o nos las arreglábamos para hacerla mientras hablábamos, y hacia unos cuantos ejercicios antes de la hora de dormir, para no engordar. Así estuvimos durante unos meses, siempre se presentaron dificultades y ¡muchas! amigos que nutrían la falta de confianza, poniéndonos una semilla de preguntas, que nos hacían dudar de todo, dudas de nosotros mismos, será que me ¿quiere? si me viera, ¿seré como me imagina? de verdad soy ¿importante o especial? ¿se aburrirá de mi? ¿habrá conocido a alguien mas y me olvidara? ¿de verdad podemos hacer esto seriamente? Uff todo lo negativo se nos venia como una bola que venia directo hacia nosotros. Y eso fue solo el comienzo de dificultades. Si llegaste hasta acá y te gustó lo que leíste, te invito a leer la 2 parte cuando lo publique. ¿dale? no quisiera cansarte con todo lo que tengo que para contar. ¡Nos vemos! ¡¡abrazos virtuales!!
0.00
0
0

jmetroya
¡Motivos para seguir adelante!
Es mas común de lo que pensaba, pero es cada vez mas frecuente ver y sentir como las personas vamos perdiendo el norte, o simplemente tenemos metas trazadas y en algún punto del recorrido nos cuestionamos ese camino e incluso hasta las metas, haciendo que todo se tambalee mas de lo normal. Hoy en día, al menos en Venezuela, es mas frecuente que los sueños y aspiraciones de nosotros (los chamos o personas jóvenes) se vean truncados o incluso exterminados, por el simple hecho de "situación país", si esto pega y pega muy fuerte ya que son cosas que escapan de nuestras manos y por mas esfuerzo que pongamos todo se hace mas cuesta arriba. Fuente de la imagen Se que se pregunta ¿aja juan, a que nos lleva todo esto? bueno ya les cuento, les contare mi historia y que me dejo una enseñanza esta ultima semana, algo simple pero valioso que siempre le da un sabor agregado a la vida. Así que luego de esta pequeña introducción arranco con lo que fue una montaña rusa, días oscuros y soleados, y como es de costumbre viéndole siempre el lado bueno de las cosas (ese es el titulo de una película). ¡El comienzo de los cuestionamientos! Todo empieza justo luego de graduarme, pasado el acto de graduación, recuerdo que habla con un amigo y decíamos que aun no nos creíamos que nos habíamos graduado, y no por precisamente ser malos estudiantes, si no por lo rápido que paso todo y a nuestra corta edad (el tenia 21 y yo 22), sentíamos que teníamos una vida por delante que esto apenas comienza y ya habíamos sacado una carrera. No se si es normal, pero para esa fecha senti algo de medio, de ¿cual seria el proximo paso a dar? parte de mis amigos se fueron de mi pais (los mejores) mientras que otra gran parte de mi promocion ya trabaja, yo estaba en casa espectante y pensante. Me preguntaba todos los dias si era capaz de ejercer o simplemente poner en practica todo lo aprendido en 4 años de formacion, son cosas a las cuales no te enseñan como afrontarlas. Como muchos saben yo queria o quiero ejercer en el area deportiva, especificamente en futbol, pero la ultima experiencia que tuve con equipos me bajo mucho los animos y la verdad casi que tiro la toalla con ello. Fuente de la imagen Pasado el tiempo y luego de pensar, me dije que mi mismo que debía reforzar conocimiento, hacer uno que otros talleres y lanzarme al agua (buscar un trabajo), para poner en practica lo que sabia y encima de eso seguir aprendiendo ya que lo que hace grande a un fisio es el conocimiento y la experiencia que tiene en su área, pero yo aun le tenia miedo a eso. ¡Salí del cascaron! Recuerdo que luego de mes y medio de la graduación comencé a enviar curriculum, por aquí y por allá, pero nada. Hasta que un día escribieron por un grupo de colegas que buscaban un fisioterapeuta en un lugar muy cerca de la mi casa y a medio turno. Ahí pensé que ese trabajo pudiera ser una buena oportunidad para comenzar, encima de eso estaba a 10 minutos caminando desde mi casa y no debía gastar en pasaje que eso es algo muy preciado en estos momentos. Recuerdo que le escribí a la compañera que coloca el mensaje y me dice que le escriba a la una amiga que hizo pasantias conmigo en el primer ciclo de pasantias (es de otra universidad pero estudiamos la misma carrera) y lo hice. Fuente de la imagen Recuerdo que ella se alegro mucho que yo quisiera ir, ya que nos llevamos bien y me hablo claro desde el principio, me dijo que era para suplirla a ella, ya que ella era pasante/trabajadora en ese sitio y que debía seguir pasantias en otro sitio así que hasta que pudiera volver me dijo que fuera a la entrevista que su jefe debía entrevistarnos a el y a otra amiga que también le había escrito. La compañera del primer ciclo me hablo que el trabajo era algo fuerte, pero no por los casos si no por el jefe, que su temperamento es pesado, te pregunta cosas, te llama bruto y te hace pasar pena frente los pacientes, pero que sabe mucho y que iba aprender bastante. ¡Mi primera y ultima entrevista! Ese día fuimos los dos a la entrevista, estaba sentado el boss y nos dijo bueno "vendance" y yo solo pensaba yo nunca me he tenido que vender ¿como hago esto? comenzamos hablando de cursos y que nos gustaba, la experiencia laboral que obviamente es "0" y nada mas. Nos enseñaron el consultorio y luego el boss nos contó un poco mas de donde era, que había hecho y todas esas cosas. Claro ahí fue cuando me di cuenta que estaba en presencia de una persona con conocimiento muy basto de fisioterapia y que es de esas personas que les gusta saberlo todo, no solo eso, aplicar ese conocimiento. Fuente de la imagen Ese dia nos quedamos hasta un poco mas de la 1 pm, luego de salir de ahi solo pensaba, ojala no me llamen...pero pensaba eso mas por el miedo o simplemnete por comenzar algo nuevo que me ponia nervioso y ansioso. Sorpresa para mi que al dia siguente me escribe para que comienza a trabajara el lunes temprano fuck. ¡Unos primeros días turbulentos! Recuerdo que la primera semana evaluar era una odisea, sentía que siempre se me escapaba algo, que lo que veía o lo que evaluaba no era lo suficiente. Ese primera semana habían acordado con los seguros los costos de la terapias, por lo cual iban a comenzar a llegar muchos pacientes nuevos, y así fue. En mi vida había evaluado tanta gente un mismo día, muchos no volvían enseguida, otros ni volvían pero el trabajo había que hacerlo y que ya no quedara de mi parte. La primera semana el boss se ponía creativo, me preguntaba cosas o si sabia hacer cualquier cosa...algunas cosas si las sabia, pero no todo, obviamente competir con 25 años de experiencia estaba complicado. Si me hizo pasar algo de pena frente a pacientes, pero nada que no fuera llevadero. Otro día se le ocurrió decirme unas cosas que si no me gustaron al frente de los pacientes, ese día dije que no iba mas, que terminaba con un paciente que tenia y me iba...cosa que no paso, y con el transcurrir del tiempo aprendí a entenderlo, no compartir ese forma de ser pero si a entender. ¿El motivo para seguir adelante? Estos días en trabajo siento que leo y pongo mas cosas en practica que en 4 años de universidad, fajado todos los das por sacar de mejor manera a mis pacientes, pacientes que me llegan con una historia distinta todos los días de como este país se los consume y acaba poco a poco con las aspiraciones de una mejor calidad de vida. Fue ahí donde me comencé a ver en una encrucijada...todas las mañanas las tenia dedicadas a fisioterapia y a crecer en en ámbito laboral que elegí, mientras en las tardes iba a dedicarme al tradeo junto con scorum, pero de una u otra forma le estaba dando cada vez mas cancha a la fisioterapia y dejando mi principal ingreso de un lado. Esto comenzó afectarme cuando me di cuenta que no podía comprar o hacer nada con lo que trabaja todas las mañanas en la semana. Ahí fue cuando me plantee a la idea de dejar de trabajar, enfocarme solo en un trabajo y reunir para buscar el próximo objetivo. Esa semana llego al servicio una señora muy bella, la Sr Maria, la cual había sufrido un accidente en el cual un motorizado se la llevo por delante, fracturandole así el pie y el humero. Cuando la señora llega estaba en una silla de ruedas y me preguntaba todos los días por su condición ¿cuantas sesiones me faltan para poder caminar juan?, ese trabajo era para largo ella quería recuperarse cuanto antes para visitar a su papa en Italia (algo que iba hacer antes del accidente). Pasaron y pasaron los días, la señora mejoraba pero aun seguía en silla, poco a poco la pasamos a una andadera y seguíamos trabajando en su recuperación. Hasta que esta semana, entra al consultorio el chico que a la sr Maria y nos pregunta ¿puede pasar? lo que nosotros contestamos "claro"...LA SR MARIA ENTRO CAMINANDO POR SUS PROPIOS MEDIOS!! super feliz y contenta, aun le falta, pero ya caminaba mucho mejor y paso a usar bastón!! la alegría se le notaba en la cara, nos llevo una samba a cada uno (un dulce de acá con chocolate y galleta) y nos dio las gracias, la senté y me puse a trabajarle el hombro. Ese día alcance mucho mas movimiento en ese hombro y al finalizar la sesión, el boss le dijo que ya viniera solo dos días a la semana que no debía venir a diario y ella se despidió de nosotros...y nos dijo "chao muchachos, los extraño, muchas gracias por todo". ¿Que me dejo la Sr Maria? Este pequeño acontecimiento de esta semana me dejo pensando, fue algo que nos lleno mucho y me puso en mi lugar, dándome a demostrar que para esto es que estoy acá, hay que trabajar cada día por ser mejor, mejor persona y mejor en lo que hacemos, ya que estos pequeños momentos en los que se ve la cara de satisfacción del paciente y que todo un esfuerzo de meses dio su fruto, es algo que no tiene precio. Si es verdad que esa sensación de no me da de comer, pero también es cierto que me motiva a seguir adelante, a buscar de donde no tengo para poder seguir con mis planes, si es verdad que puede ser que me tarde mas o no quien sabe, eso también depende del mercado de criptos, pero ahí seguiré, esta experiencia fue una bocanada de aire en tiempos difíciles. Fuente de la imagen Y como a mi me pasa esto, no me imagino la cantidad de personas que pasan por algo igual, o hasta peor. Debemos buscar algo que nos motive, algo que nos lleve siempre mas allá y que nos sirva como motor cuando nosotros mismos perdemos el rumbo, espero esto les ayude a ver todo desde otra perspectiva, siempre habrá días, siempre habrá buenos y malos, pero la cantidad de días buenos los ponemos nosotros.
0.00
3
2

Más publicaciones aparecerán pronto. ¡Escribe la tuya!