Fútbol / portero

leito1983Actualizado
Será un Rolling Stone
Germán Adrián Ramón Burgos, el Mono, es un ex futbolista que vive como un roquero. Nació el 16 de abril de 1969 en Mar del Plata. Dueño de una personalidad particular, de joven ya llamó la atención de caudillos como Blas Armando Giunta en una práctica. Anécdota risueña que contó en el programa Mar de Fondo, ciclo conducido por Alejandro Fantino. Debutó en la primera división del fútbol argentino en Ferrocarril Oeste y en 1994 pasó a River Plate. Equipo con quien se consagró campeón invicto en ese mismo año. También obtuvo el tricampeonato (Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997), la Copa Libertadores 1996 y la Supercopa 1997. Capaz de recibir un gol y mirar desafiante a sus compañeros como diciendo: “¿Qué pasa? ¿No me pueden hacer un gol?”. En 1999 emigró al fútbol español, donde jugó en RCD Mallorca. Paralelamente, inició su faceta musical con su banda de rocanrol Simpatía. Con voz grave y rasposa, cantaba una letra que hacía referencia a distintos roqueros argentinos. Más tarde, con una nueva formación, su banda se llamaría The Garb, por las iniciales de su nombre. Consiguió el ascenso con Atlético de Madrid en el año 2001 y se ganó el cariño de todos los aficionados. Tal es así, que Joaquín Sabina lo mencionó en el Himno del club colchonero “Motivos de un sentimiento” y protagonizó la gráfica que simbolizó la vuelta del club madrileño al fútbol grande de España. En otro hecho particular, en el derby de Madrid le atajó un penal con el rostro al delantero portugués Luis Figo. Los médicos le dijeron que debía operarse de Cáncer de Riñón y el Mono respondió fiel a su estilo: “Mejor opérenme el lunes”, ya que el fin de semana su equipo jugaba contra el Mallorca por la Liga. Amigo inseparable de Diego Simeone, contaba que este, obsesionado por el fútbol y la táctica, en una cena usaba las copas para armar equipos y explicar esquemas de juego. “Dejate de joder. Tomate un vinito”. Finalmente fue compañero de dupla técnica con el Cholo y consiguió dos Europa League, dos Supercopa de Europa una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España con Atlético de Madrid. Dueño de un temperamento, tuvo un enfrentamiento caliente con el siempre polémico José Mourinho en el Estadio Santiago Bernabeu. En su corazón futbolístico también está el millonario. Ya manifestó que algún día dirigiría al Club Atlético River Plate. Ese día, el tipo que viene, será un Rolling Stone.
0.00
0
0

leito1983Actualizado
Será un Rolling Stone
Germán Adrián Ramón Burgos, el Mono, es un ex futbolista que vive como un roquero. Nació el 16 de abril de 1969 en Mar del Plata. Dueño de una personalidad particular, de joven ya llamó la atención de caudillos como Blas Armando Giunta en una práctica. Anécdota risueña que contó en el programa Mar de Fondo, ciclo conducido por Alejandro Fantino. Debutó en la primera división del fútbol argentino en Ferrocarril Oeste y en 1994 pasó a River Plate. Equipo con quien se consagró campeón invicto en ese mismo año. También obtuvo el tricampeonato (Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997), la Copa Libertadores 1996 y la Supercopa 1997. Capaz de recibir un gol y mirar desafiante a sus compañeros como diciendo: “¿Qué pasa? ¿No me pueden hacer un gol?”. En 1999 emigró al fútbol español, donde jugó en RCD Mallorca. Paralelamente, inició su faceta musical con su banda de rocanrol Simpatía. Con voz grave y rasposa, cantaba una letra que hacía referencia a distintos roqueros argentinos. Más tarde, con una nueva formación, su banda se llamaría The Garb, por las iniciales de su nombre. Consiguió el ascenso con Atlético de Madrid en el año 2001 y se ganó el cariño de todos los aficionados. Tal es así, que Joaquín Sabina lo mencionó en el Himno del club colchonero “Motivos de un sentimiento” y protagonizó la gráfica que simbolizó la vuelta del club madrileño al fútbol grande de España. En otro hecho particular, en el derby de Madrid le atajó un penal con el rostro al delantero portugués Luis Figo. Los médicos le dijeron que debía operarse de Cáncer de Riñón y el Mono respondió fiel a su estilo: “Mejor opérenme el lunes”, ya que el fin de semana su equipo jugaba contra el Mallorca por la Liga. Amigo inseparable de Diego Simeone, contaba que este, obsesionado por el fútbol y la táctica, en una cena usaba las copas para armar equipos y explicar esquemas de juego. “Dejate de joder. Tomate un vinito”. Finalmente fue compañero de dupla técnica con el Cholo y consiguió dos Europa League, dos Supercopa de Europa una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España con Atlético de Madrid. Dueño de un temperamento, tuvo un enfrentamiento caliente con el siempre polémico José Mourinho en el Estadio Santiago Bernabeu. En su corazón futbolístico también está el millonario. Ya manifestó que algún día dirigiría al Club Atlético River Plate. Ese día, el tipo que viene, será un Rolling Stone.
0.00
0
0

leito1983Actualizado
Será un Rolling Stone
Germán Adrián Ramón Burgos, el Mono, es un ex futbolista que vive como un roquero. Nació el 16 de abril de 1969 en Mar del Plata. Dueño de una personalidad particular, de joven ya llamó la atención de caudillos como Blas Armando Giunta en una práctica. Anécdota risueña que contó en el programa Mar de Fondo, ciclo conducido por Alejandro Fantino. Debutó en la primera división del fútbol argentino en Ferrocarril Oeste y en 1994 pasó a River Plate. Equipo con quien se consagró campeón invicto en ese mismo año. También obtuvo el tricampeonato (Apertura 1996, Clausura 1997 y Apertura 1997), la Copa Libertadores 1996 y la Supercopa 1997. Capaz de recibir un gol y mirar desafiante a sus compañeros como diciendo: “¿Qué pasa? ¿No me pueden hacer un gol?”. En 1999 emigró al fútbol español, donde jugó en RCD Mallorca. Paralelamente, inició su faceta musical con su banda de rocanrol Simpatía. Con voz grave y rasposa, cantaba una letra que hacía referencia a distintos roqueros argentinos. Más tarde, con una nueva formación, su banda se llamaría The Garb, por las iniciales de su nombre. Consiguió el ascenso con Atlético de Madrid en el año 2001 y se ganó el cariño de todos los aficionados. Tal es así, que Joaquín Sabina lo mencionó en el Himno del club colchonero “Motivos de un sentimiento” y protagonizó la gráfica que simbolizó la vuelta del club madrileño al fútbol grande de España. En otro hecho particular, en el derby de Madrid le atajó un penal con el rostro al delantero portugués Luis Figo. Los médicos le dijeron que debía operarse de Cáncer de Riñón y el Mono respondió fiel a su estilo: “Mejor opérenme el lunes”, ya que el fin de semana su equipo jugaba contra el Mallorca por la Liga. Amigo inseparable de Diego Simeone, contaba que este, obsesionado por el fútbol y la táctica, en una cena usaba las copas para armar equipos y explicar esquemas de juego. “Dejate de joder. Tomate un vinito”. Finalmente fue compañero de dupla técnica con el Cholo y consiguió dos Europa League, dos Supercopa de Europa una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España con Atlético de Madrid. Dueño de un temperamento, tuvo un enfrentamiento caliente con el siempre polémico José Mourinho en el Estadio Santiago Bernabeu. En su corazón futbolístico también está el millonario. Ya manifestó que algún día dirigiría al Club Atlético River Plate. Ese día, el tipo que viene, será un Rolling Stone.
0.00
0
0
0.00
4
0
0.00
4
0
0.00
4
0
0.00
8
0
0.00
8
0
0.00
8
0
0.00
0
0
0.00
0
0
0.00
0
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
13
7
0.00
13
7
0.00
13
7
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
12
2
0.00
12
2
0.00
12
2