Fútbol / liga de campeones

jsock
Real Madrid-CSKA 0-3. El campeón hace aguas.
Imagen Por segunda vez en esta temporada el Real Madrid ha hincado la rodilla ante los rusos, además de no haber encajado un gol en los dos enfrentamientos. En este contexto, solo dos veces en los últimos 33 partidos de la Liga de Campeones el Real Madrid no ha marcado y ambos han sido contra el CSKA esta temporada. A principios de esta temporada en Moscú, el CSKA armó uno de los mejores esquemas defensivos al que el Real Madrid se enfrentó en esta campaña. Negaron la filtración de pases entre líneas y se movieron al unísono para tapar las bandas. Aunque lo intentaron de igual manera en este partido, no defendieron tan bien como los vimos en el primer enfrentamiento, ya que el Madrid tuvo muchas oportunidades en las transiciones a través de Asensio y Vincius Jr, pero el CSKA hizo un gran trabajo asegurando las alas y evitando buenos pases al área de Odriozola y Marcelo. El Real Madrid, que tenía sobre el tapete una gran variedad de jóvenes talentos, no pudo aprovechar ninguna de sus llegadas de ataque de la primera mitad que llegaban casi siempre de la mano de Asensio y Vinicius. Benzema (quien fue retirado al descanso por Gareth Bale) e Isco apenas se mostraron participativos en los ataques, y Marcelo y Odriozola no pudieron casi nunca llegar en buena disposición para asistir. Aunque el Real Madrid dominaba el balón eran vulnerables en las contadas transiciones rusas, que de esa manera llegaron los dos primeros goles del CSKA, en dos jugadas parecidas y casi consecutivas. En el primer gol del CSKA, Javi Sanchez y Marcelo se fueron a por el conductor de la jugada intentando tapar un posible disparo, dejando a Chalov en una buena posición que con maestría hizo un buen gol. Video La banda izquierda hizo aguas en el segundo gol. Video Tal vez el marcador fue demasiado abultado, pero en general, el Real Madrid merecía perder. Solo tuvieron dos oportunidades claras (Asensio e Isco), y no pudieron sacar partido a su posesión para hacer alguna jugada de merito o hacer algún gol. Tal vez hubo algo de complacencia cuando el CSKA presionó en defensa con muchas ganas para conseguir un puesto en la Europa League, algo que finalmente no consiguió en favor del Viktoria Plzen. Para consuelo, Fede Valverde lució muy bien esta noche, particularmente con sus toques rápidos, distribuyendo y su posicionamiento defensivo. Asensio lució ofensivamente algo más que en partidos anteriores aunque desacertado en el remate, y Vinicius, aunque claramente es un jugador que aún falta por pulir, pone todo su fútbol y entrega sin importar la trascendencia del partido.
0.00
7
4