Fútbol / leyenda

franzo
EN RETRO: Franz Beckenbauer (El “Káiser” del Fútbol).
Primer Campeón del Mundo como jugador y entrenador. Un libero elegante e innovador, la leyenda viva de Baviera. Una carrera deportiva brillante, completa y envidiable, incluso después del retiro, en la faceta de entrenador. Títulos de liga y copas europeas ganadas para el equipo de su natal Munich, el Bayern, y para la selección teutona: Alemania. Gracias a su excelente técnica y táctica con el balón, la elegancia de su juego y su capacidad de liderazgo en la cancha, lo que lo convirtió en el “káiser” del fútbol germano en la década de los setenta. En toda actividad del hombre siempre habrá quienes marquen diferencia por su desempeño y aporte a la que han dedicado su vida. Franz Beckenbauer completó los requisitos para ser considerado en el balompié mundial como todo un erudito de la disciplina. El por qué: fue elegido dos veces Balón de Oro en Europa: 1972 y 1976, conquistó tres copas de Europa con el Bayern Munich, ganó un Mundial y una Eurocopa para Alemania. De niño tuvo problemas auditivos. Después de la Segunda Guerra Mundial, recién finalizada el 11 de septiembre de 1945, con una Alemania llena de escombros y destrucción nace el que es considerado uno de los mejores futbolistas de Alemania y del mundo Franz Beckenbauer. En los años siguientes la única diversión de niños y adultos de una población derrotada y en vergüenza era jugar al fútbol, todos lo hacían y Franz creció propinándole patadas al balón. A Franz le gustaba el fútbol y fue a probar suerte con el club TSV 1860 Munich en las categorías menores, con trece años de edad. El club lo rechazó porque Franz usaba un aparato auditivo en vista que no oía bien. Le dijeron que no tenía capacidad para jugar fútbol en el equipo. No se desanimo y siguió jugando y fue a probar con el Bayern Munich, donde al poco tiempo ya era titular en las categorías menores. Empezó jugando como mediocampista, pero se sintió mucho más cómodo como defensa. En esa posición Franz empezó a inventar mientras jugaba, una vez jugando de lateral se le ocurrió subir por la banda para dar apoyo ofensivo a sus compañeros. Era tan rápido que el equipo contrario no hallaba como pararlo y sus pases eran perfectos para que sus compañeros consiguieran los goles, y en esa época era muy difícil ver un jugador defensivo con tales características inclusive con olfato al gol. En todas las categorías del Bayern Munich fue capitán y así como defensa central dirigía a sus compañeros desde la zaga de eficaz forma, al quedar “libre” explotaba y se sumaba al ataque. Había revolucionado una manera peculiar de jugar en el fútbol. Para 1963 se creo la Bundesliga, la cuál reunió a los equipo de mayor calidad del país. El Bayern Munich asciende en 1965 y con ello el debut de Franz Beckenbauer al equipo y a la selección de Alemania. Con el Bayern ganó cuatro campeonatos de liga, cuatro copas de Alemania, una intercontinental ante el Cruzeiro y tres copas europeas; 1974, 1975 y 1976. Para entonces el Bayern tenia a 6 jugadores dentro de la selección alemana, entre ellos: Sepp Maier arquero (considerado uno de los mejores de la historia), Paul Breittner (defensa y de vez en cuando goleador), el gato Schwarzenbeck (otro buen defensa), el mediocampista Hoeness y el temible goleador de la historia Gerd Muller a parte de Franz. ¡Vaya selección! El Sabor del Gol. Pese a que la carrera de Beckenbauer se centró en evitar que los delanteros contrarios marcaran goles, el “káiser” disfruto en varias ocasiones del éxtasis de marcarlos. Con la selección alemana consiguió 14 goles en 103 juegos que disputó. En la Bundesliga anoto 44 en 424 partidos. Su mejor momento en su carrera. Alemania fue seleccionada en 1974 para organizar el Mundial de Fútbol; la gran calidad de jugadores del anfitrión Alemania era inmensa y así llegaron a la final nada más y nada menos que contra Holanda de Johan Cruyff, aquella llamada “Naranja Mecánica” era un 7 de julio en Munich. Esta fue por muchos años recordada y legendaria final de fútbol. Después de 20 años de ganar en Suiza en 1954 la Copa del Mundo, y fallar en 1966 contra Inglaterra, en Méjico 70 quedó fuera en semifinales al perder contra Italia, y quedar de tercer lugar al ganarle a Uruguay. En el juego contra Italia jugó con el hombro dislocado. Legó el tercer intento como para no fallar, y así el Káiser se enfrenta a la Naranja Mecánica. Holanda marca el primero gracias a una jugada individual de Cruyff casi a mitad de cancha y entra al área del portero y le cometen el penalti, allí Neesken hace el gol. Luego Alemania va arrollando poco a poco y le hacen penal a Paúl Breittner y empata el partido. Gerd Muller encajaría el segundo y definitivo para darle el triunfo y campeonato al país anfitrión, así Alemania conseguía su segundo título y Franz Beckenbauer su capitán levantaría la copa en su ciudad y bajo su público. Retiro con broche de oro como futbolista. Para finales de los años setenta es creada la North American Soccer League (NASL) en Estados Unidos. La tendencia era hacer crecer este deporte en suelo norteamericano y así contrataron a estrellas como Cruyff, Pelé y Beckenbauer dentro de otras estrellas. Beckenbauer acepta el reto y es firmando por el Cosmos de Nueva York junto a Pelé en 1977. Nunca más jugó con la selección alemana, sin embargo con el Cosmos ganó tres campeonatos. Regresó a Alemania y jugó un par de temporadas con el Hamburgo SV, con el que ganó una Bundesliga en 1982. Retornó nuevamente al Cosmos de Nueva York para retirarse como jugador en 1983. Fue el primero en ganar dos copas mundiales como jugador y entrenador. 1974 y 1990 respectivamente. APOYANDO AL EQUIPO ENGRANAJE, EN PRO DE LA COMUNIDAD HISPANA.
0.00
6
8

Más publicaciones aparecerán pronto. ¡Escribe la tuya!