Get Scorum Blog AppInstall and read again anytime!

Fútbol / championsleague

patthobby
Los cañones de Navarone
El Real Madrid ha aumentado su potencial ofensivo de forma considerable esta temporada. Muy atrás queda la sólida, pero con escasa pegada época de Zidane. Los dos años anteriores, Benzema se encargaba de agrupar los goles con algún discreto acompañante en ataque, los segundos máximos registros fueron obtenidos por jugadores de la parcela del campo que no tocaba, Sergio Ramos la temporada de la Liga y Casemiro la pasada. A pesar de esta clara mejoría, el caso más claro es el de Vinicius, el Madrid ha dejado este año alguna seña de un mal acaecido durante toda la etapa Zidane, que si bien se manejaba solventemente ante equipos grandes, los conjuntos de menor calidad que apostaban por una férrea defensa y esperar a la contra, derivaban en partidos difíciles de resolver. Perdiendo la Liga pasada, entre otras cosas, por pinchazos ante clubes de la segunda mitad de la tabla. Unos interiores que, aunque de enorme calidad, resultan estáticos si los jugadores de arriba no ofrecen profundidad ni resolución, Asensio era un claro ejemplo, como extremo realizaba pocos desmarques y los goles cayeron en otro tipo de jugadas, cuando el partido estaba más abierto y había más espacios (para tirar, no para correr atacando al espacio, algo que el mallorquín debe mejorar urgentemente). Teníamos tiro con Asensio y velocidad y regate con Vinicius, precisamente las carencias que les diferenciaba los convertía en ineficientes, a pesar de dejar buenas señas de su técnica. El domingo ante el granada el Madrid ofreció una serie de soluciones que bien se pueden considerar como una evolución y un replanteamiento táctico, aceptando que aunque Modric y Kroos sigan siendo el eje fundamental del equipo, no se puede tratar a ambos como si fueran el mismo tipo de futbolista, a pesar de la depurada técnica de cada uno. Modric jugó casi de mediapunta, muy cercano al área, mientras que Kross se llegó a situar entre los centrales para la salida de balón, moviéndose por la parte baja del campo en fase de creación, sabiendo lo que el equipo necesitaba, precisamente, llegar a Modric. Anchelotti ha entendido que es un desperdicio tener a ambos lejos del área, uno de los dos ha de bajar y tiene sentido que uno de los pasadores con más acierto sea el elegido para dejar un poco más arriba a un centrocampista que sabe sair de espacios mínimos de forma controlada, ambos ofrecen organización y control, en fases diferentes del campo y de partido, y lo más importante, diferencialmente, los dos cumplieron con asistencias y una actuación brillante. Los últimos años de ambos han sido buenos como de costumbre, pero a los madridistas nos ha hecho recordar aquel periplo mágico donde no había rival en Europa. Patt Hobby
0.00
3
0

patthobby
Los cañones de Navarone
El Real Madrid ha aumentado su potencial ofensivo de forma considerable esta temporada. Muy atrás queda la sólida, pero con escasa pegada época de Zidane. Los dos años anteriores, Benzema se encargaba de agrupar los goles con algún discreto acompañante en ataque, los segundos máximos registros fueron obtenidos por jugadores de la parcela del campo que no tocaba, Sergio Ramos la temporada de la Liga y Casemiro la pasada. A pesar de esta clara mejoría, el caso más claro es el de Vinicius, el Madrid ha dejado este año alguna seña de un mal acaecido durante toda la etapa Zidane, que si bien se manejaba solventemente ante equipos grandes, los conjuntos de menor calidad que apostaban por una férrea defensa y esperar a la contra, derivaban en partidos difíciles de resolver. Perdiendo la Liga pasada, entre otras cosas, por pinchazos ante clubes de la segunda mitad de la tabla. Unos interiores que, aunque de enorme calidad, resultan estáticos si los jugadores de arriba no ofrecen profundidad ni resolución, Asensio era un claro ejemplo, como extremo realizaba pocos desmarques y los goles cayeron en otro tipo de jugadas, cuando el partido estaba más abierto y había más espacios (para tirar, no para correr atacando al espacio, algo que el mallorquín debe mejorar urgentemente). Teníamos tiro con Asensio y velocidad y regate con Vinicius, precisamente las carencias que les diferenciaba los convertía en ineficientes, a pesar de dejar buenas señas de su técnica. El domingo ante el granada el Madrid ofreció una serie de soluciones que bien se pueden considerar como una evolución y un replanteamiento táctico, aceptando que aunque Modric y Kroos sigan siendo el eje fundamental del equipo, no se puede tratar a ambos como si fueran el mismo tipo de futbolista, a pesar de la depurada técnica de cada uno. Modric jugó casi de mediapunta, muy cercano al área, mientras que Kross se llegó a situar entre los centrales para la salida de balón, moviéndose por la parte baja del campo en fase de creación, sabiendo lo que el equipo necesitaba, precisamente, llegar a Modric. Anchelotti ha entendido que es un desperdicio tener a ambos lejos del área, uno de los dos ha de bajar y tiene sentido que uno de los pasadores con más acierto sea el elegido para dejar un poco más arriba a un centrocampista que sabe sair de espacios mínimos de forma controlada, ambos ofrecen organización y control, en fases diferentes del campo y de partido, y lo más importante, diferencialmente, los dos cumplieron con asistencias y una actuación brillante. Los últimos años de ambos han sido buenos como de costumbre, pero a los madridistas nos ha hecho recordar aquel periplo mágico donde no había rival en Europa. Patt Hobby
0.00
3
0

patthobby
Los cañones de Navarone
El Real Madrid ha aumentado su potencial ofensivo de forma considerable esta temporada. Muy atrás queda la sólida, pero con escasa pegada época de Zidane. Los dos años anteriores, Benzema se encargaba de agrupar los goles con algún discreto acompañante en ataque, los segundos máximos registros fueron obtenidos por jugadores de la parcela del campo que no tocaba, Sergio Ramos la temporada de la Liga y Casemiro la pasada. A pesar de esta clara mejoría, el caso más claro es el de Vinicius, el Madrid ha dejado este año alguna seña de un mal acaecido durante toda la etapa Zidane, que si bien se manejaba solventemente ante equipos grandes, los conjuntos de menor calidad que apostaban por una férrea defensa y esperar a la contra, derivaban en partidos difíciles de resolver. Perdiendo la Liga pasada, entre otras cosas, por pinchazos ante clubes de la segunda mitad de la tabla. Unos interiores que, aunque de enorme calidad, resultan estáticos si los jugadores de arriba no ofrecen profundidad ni resolución, Asensio era un claro ejemplo, como extremo realizaba pocos desmarques y los goles cayeron en otro tipo de jugadas, cuando el partido estaba más abierto y había más espacios (para tirar, no para correr atacando al espacio, algo que el mallorquín debe mejorar urgentemente). Teníamos tiro con Asensio y velocidad y regate con Vinicius, precisamente las carencias que les diferenciaba los convertía en ineficientes, a pesar de dejar buenas señas de su técnica. El domingo ante el granada el Madrid ofreció una serie de soluciones que bien se pueden considerar como una evolución y un replanteamiento táctico, aceptando que aunque Modric y Kroos sigan siendo el eje fundamental del equipo, no se puede tratar a ambos como si fueran el mismo tipo de futbolista, a pesar de la depurada técnica de cada uno. Modric jugó casi de mediapunta, muy cercano al área, mientras que Kross se llegó a situar entre los centrales para la salida de balón, moviéndose por la parte baja del campo en fase de creación, sabiendo lo que el equipo necesitaba, precisamente, llegar a Modric. Anchelotti ha entendido que es un desperdicio tener a ambos lejos del área, uno de los dos ha de bajar y tiene sentido que uno de los pasadores con más acierto sea el elegido para dejar un poco más arriba a un centrocampista que sabe sair de espacios mínimos de forma controlada, ambos ofrecen organización y control, en fases diferentes del campo y de partido, y lo más importante, diferencialmente, los dos cumplieron con asistencias y una actuación brillante. Los últimos años de ambos han sido buenos como de costumbre, pero a los madridistas nos ha hecho recordar aquel periplo mágico donde no había rival en Europa. Patt Hobby
0.00
3
0
0.00
3
1
0.00
3
1
0.00
3
1
0.00
7
4
0.00
7
4
0.00
7
4
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
0
0
0.00
0
0
0.00
0
0
0.00
1
0
0.00
1
0
0.00
1
0