Fútbol / barcelona fc

kevisali
¡Al ritmo de Leo! Barcelona venció 2-0 a Espanyol desde Camp Nou por la jornada 29 de LaLiga
El argentino Leo Messi resolvió el derbi para el Barcelona (2-0) en los últimos veinte minutos, ante un Espanyol que aguantó el tipo durante buena parte del choque, pero que fue incapaz de acercarse con peligro a la meta defendida por Ter Stegen. Rubi ya advirtió en la víspera de que tenía un plan para ganar en el Camp Nou y sorprendió alineando una defensa con tres centrales, optando por regalar las bandas al conjunto azulgrana para cerrar los pasillos interiores. La apuesta le salió bien durante muchos minutos, pues al Barça, pese a dominar con claridad, le costó generar ocasiones. De hecho, la única vez que Diego López tuvo que emplearse a fondo en la primera mitad fue en un despeje de Víctor Sánchez, que casi se mete un gol en propia puerta al intentar rechazar una falta botada por Messi. El propio Messi se encontró, casi por casualidad, con dos ocasiones dentro del área para inaugurar el marcador. En la primera, su disparo se marchó alto tras estrellarse en la defensa rival y en la segunda, cruzó demasiado el balón en un tiro a la media vuelta. Rakitic, quien culminó un contraataque con un disparo desde la frontal que salió rozando el palo, y un Luis Suárez, que remató fuera un centro de Jordi Alba, también tuvieron su oportunidad para adelantar al Barcelona en el marcador antes del descanso. Salvo en esas jugadas aisladas, el Espanyol no sufría atrás, pero todo lo que le sobraba en la contención le faltaba para fabricar fútbol. Borja Iglesias, su referente ofensivo, naufragaba en mitad de la nada cada vez que le llegaba un balón, siempre con ventaja para la defensa azulgrana. Y la cosa no mejoró tras la reanudación. Tampoco el acierto local, que seguía sin encontrar la meta visitante, empezando por Jordi Alba, el primero en rematar desviado al inicio de la segunda parte. Melendo, con un disparo tímido desde la frontal que llegaba mansamente a las manos de Ter Stegen, estrenaba el casillero de remates del cuadro españolista. Solo fue un espejismo. El partido llegaba a la hora y era el momento de agitar los onces. Valverde sacaba a Malcom y Sergi Roberto, por Arthur y Semedo, y Rubi, a Wu Lei y Sergio García, por Borja Iglesias y Melendo. Pero los cambios no variaron mucho el guión. El Espanyol no llegaba y el Barça seguía sin afinar el punto de mira. Rakitic y Coutinho disparaban de nuevo desviado y Malcom obligaba a lucirse a Diego López antes de que Messi abriera la lata a veinte minutos del final. Fue en un magistral lanzamiento de falta, ejecutado esta vez con una vaselina sutil y que contó con la colaboración de Víctor Sánchez, quien cabeceó el disparo del astro argentino en la línea de gol, desviando la trayectoria y despistando al meta del conjunto blanquiazul.
0.00
1
0
kevisali
¡Al ritmo de Leo! Barcelona venció 2-0 a Espanyol desde Camp Nou por la jornada 29 de LaLiga
El argentino Leo Messi resolvió el derbi para el Barcelona (2-0) en los últimos veinte minutos, ante un Espanyol que aguantó el tipo durante buena parte del choque, pero que fue incapaz de acercarse con peligro a la meta defendida por Ter Stegen. Rubi ya advirtió en la víspera de que tenía un plan para ganar en el Camp Nou y sorprendió alineando una defensa con tres centrales, optando por regalar las bandas al conjunto azulgrana para cerrar los pasillos interiores. La apuesta le salió bien durante muchos minutos, pues al Barça, pese a dominar con claridad, le costó generar ocasiones. De hecho, la única vez que Diego López tuvo que emplearse a fondo en la primera mitad fue en un despeje de Víctor Sánchez, que casi se mete un gol en propia puerta al intentar rechazar una falta botada por Messi. El propio Messi se encontró, casi por casualidad, con dos ocasiones dentro del área para inaugurar el marcador. En la primera, su disparo se marchó alto tras estrellarse en la defensa rival y en la segunda, cruzó demasiado el balón en un tiro a la media vuelta. Rakitic, quien culminó un contraataque con un disparo desde la frontal que salió rozando el palo, y un Luis Suárez, que remató fuera un centro de Jordi Alba, también tuvieron su oportunidad para adelantar al Barcelona en el marcador antes del descanso. Salvo en esas jugadas aisladas, el Espanyol no sufría atrás, pero todo lo que le sobraba en la contención le faltaba para fabricar fútbol. Borja Iglesias, su referente ofensivo, naufragaba en mitad de la nada cada vez que le llegaba un balón, siempre con ventaja para la defensa azulgrana. Y la cosa no mejoró tras la reanudación. Tampoco el acierto local, que seguía sin encontrar la meta visitante, empezando por Jordi Alba, el primero en rematar desviado al inicio de la segunda parte. Melendo, con un disparo tímido desde la frontal que llegaba mansamente a las manos de Ter Stegen, estrenaba el casillero de remates del cuadro españolista. Solo fue un espejismo. El partido llegaba a la hora y era el momento de agitar los onces. Valverde sacaba a Malcom y Sergi Roberto, por Arthur y Semedo, y Rubi, a Wu Lei y Sergio García, por Borja Iglesias y Melendo. Pero los cambios no variaron mucho el guión. El Espanyol no llegaba y el Barça seguía sin afinar el punto de mira. Rakitic y Coutinho disparaban de nuevo desviado y Malcom obligaba a lucirse a Diego López antes de que Messi abriera la lata a veinte minutos del final. Fue en un magistral lanzamiento de falta, ejecutado esta vez con una vaselina sutil y que contó con la colaboración de Víctor Sánchez, quien cabeceó el disparo del astro argentino en la línea de gol, desviando la trayectoria y despistando al meta del conjunto blanquiazul.
0.00
1
0
kevisali
¡Al ritmo de Leo! Barcelona venció 2-0 a Espanyol desde Camp Nou por la jornada 29 de LaLiga
El argentino Leo Messi resolvió el derbi para el Barcelona (2-0) en los últimos veinte minutos, ante un Espanyol que aguantó el tipo durante buena parte del choque, pero que fue incapaz de acercarse con peligro a la meta defendida por Ter Stegen. Rubi ya advirtió en la víspera de que tenía un plan para ganar en el Camp Nou y sorprendió alineando una defensa con tres centrales, optando por regalar las bandas al conjunto azulgrana para cerrar los pasillos interiores. La apuesta le salió bien durante muchos minutos, pues al Barça, pese a dominar con claridad, le costó generar ocasiones. De hecho, la única vez que Diego López tuvo que emplearse a fondo en la primera mitad fue en un despeje de Víctor Sánchez, que casi se mete un gol en propia puerta al intentar rechazar una falta botada por Messi. El propio Messi se encontró, casi por casualidad, con dos ocasiones dentro del área para inaugurar el marcador. En la primera, su disparo se marchó alto tras estrellarse en la defensa rival y en la segunda, cruzó demasiado el balón en un tiro a la media vuelta. Rakitic, quien culminó un contraataque con un disparo desde la frontal que salió rozando el palo, y un Luis Suárez, que remató fuera un centro de Jordi Alba, también tuvieron su oportunidad para adelantar al Barcelona en el marcador antes del descanso. Salvo en esas jugadas aisladas, el Espanyol no sufría atrás, pero todo lo que le sobraba en la contención le faltaba para fabricar fútbol. Borja Iglesias, su referente ofensivo, naufragaba en mitad de la nada cada vez que le llegaba un balón, siempre con ventaja para la defensa azulgrana. Y la cosa no mejoró tras la reanudación. Tampoco el acierto local, que seguía sin encontrar la meta visitante, empezando por Jordi Alba, el primero en rematar desviado al inicio de la segunda parte. Melendo, con un disparo tímido desde la frontal que llegaba mansamente a las manos de Ter Stegen, estrenaba el casillero de remates del cuadro españolista. Solo fue un espejismo. El partido llegaba a la hora y era el momento de agitar los onces. Valverde sacaba a Malcom y Sergi Roberto, por Arthur y Semedo, y Rubi, a Wu Lei y Sergio García, por Borja Iglesias y Melendo. Pero los cambios no variaron mucho el guión. El Espanyol no llegaba y el Barça seguía sin afinar el punto de mira. Rakitic y Coutinho disparaban de nuevo desviado y Malcom obligaba a lucirse a Diego López antes de que Messi abriera la lata a veinte minutos del final. Fue en un magistral lanzamiento de falta, ejecutado esta vez con una vaselina sutil y que contó con la colaboración de Víctor Sánchez, quien cabeceó el disparo del astro argentino en la línea de gol, desviando la trayectoria y despistando al meta del conjunto blanquiazul.
0.00
1
0

jmetroyaActualizado
¡Sin Messi y ni Cristiano, el clásico siguió siendo clásico!
Creo que tenia el mismo miedo que muchos, que este clásico perdiera brillo sin dos de sus máximos exponentes del fútbol mundial, ya que esto no deja de ser un espectáculo, a men de esto repasamos los equipos y se ven prometedores. Hoy se vieron en el campo dos realidades distintas, un Barcelona solido, que si bien tuvo un par de partidos flojos, con el paso del tiempo fue consolidando una forma de juego que lo tiene donde lo tiene, mientras que en la vereda de al frente el Real lleva 14 puntos que lo ubicaban en el séptimo lugar de la liga, pero con una victoria hoy se pondría a 1 punto del Barcelona. Fuente de la imagen Este era el panorama antes que se jugara el clásico de hoy, por un lado se soñaba con un renacer del equipo blanco, donde se marcara la pauta de una nueva liga, mientras que del lado cule se buscaba de consolidar en el primer puesto y mandar al Real a la 9 casilla de la tabla y obligarlo a replantear todo de nuevo. Bueno para no dar mas vuelta metamos nos en lo que fue el partido y los que nos dejo el baile que le metió el Barcelona al Real. ¡Previa del encuentro! El problema del Barcelona pasaba por dos lados, uno Messi, no se contaba con el argentino y debían patearlo sin el, mientras que por otro lado la defensa es un punto que siempre me preocupa y que debían tener especial cuidado. El Barcelona salio con una especie de 4-4-2, donde la defensa estuvo formada por Alba, Pique, Lenglet y con Sergi en el lado derecho. Esta defensa me daba tranquilidad a pesar que siento que pique lleva tiempo siendo una moneda en el aire. El medio campo esta curiosos, con el croata y Busquets junto con el Brasileño Arthur y Rafinha, mientras que arriba estaban Suarez y Coutinho. Este equipo me gustaba, lo único que me inquietaba era Rafinha, yo hubiera preferido retrasar un poco mas a Coutinho y colocaba a Dembele con Suarez en punta. En la casa blanca las cosas estaban algo mas claras, con respecto a la formación, solo se esperaba que los 11 jugadores en el terreno por el Real dieran la cara y comenzara, con el partido de hoy, una remontada que los metiera en disputa de la liga. Los blancos saldrían con Courtuis en el arco, quien desde que llego el nuevo técnico se convirtio en un fijo del equipo, en la defensa saldrían con ramos y Varane en la saga central, mientras que los laterales serian Marcelo y Nacho. El medio campo seria de lujo, con Lukas, Casemiro y el aleman Kroos, buscarían el equilibrio y la buena circulación del balón. Arriba serian Bale, Benzema e Isco los encargados de meterla. Todo estaba servido las alineaciones a la orden del día y era cuestión de esperar el inicio del partido. ¡Se consolida la pesadilla del Madrid! Tenia tiempo sin ver un clásico como este, el de hoy fue un partido donde hubo de todo y para todos hasta que el partido se decidió por un lado. El partido comenzaría con un Barcelona obligado en casa a buscar la victoria, en las primeras de cambio se veia a unos cules aceitados tocando y tocando. El invitado especial no se haría esperar, al minuto 11 el brasileño Coutinho pondría el 1-0, tras una buena jugada y asistencia de Alba por la izquierda. El lateral izquierdo se comió el primer tiempo, subiendo y bajando, generando y generando ocasiones. Ocasiones iban y venían, era cuestión de tiempo que el segundo llegara y no fue si no hasta la media hora del partido que Varane derriba a Suarez en el aria y gracias al VAR se decreta el penal, el cual lo cambiaría por gol el mismo Uruguayo. Se iba el primer tiempo y lo que se dilucidaba a la lejanía lo que seria a la postre, una goleada de dimensiones importantes. En los primeros 45 minutos el Barcelona les dio un repaso de fútbol, desde todos los aspectos del juego, en la recuperación, en la toma de decisiones, todo todo fue para el Barcelona. En el segundo tiempo el técnico del Madrid sacaría a Varane, ya que tuvo una muy mala primera parte, pondría a Vazquez como lateral derecho, este cambio le dio dolores de cabeza al Barcelona e incluso les trajo el descuento por parte de Marcelo, ya que la jugada se gesto por el lado de Alba, donde le hicieron el 2 contra 1, que dejaría todo servido para el descuento al minuto 50. El Barcelona no espero mucho, realizo el cambio adecuado ingresando a Semedo por Rafinha, esto libero a Sergi y desato el recital de Suarez. En el trascurso del descuento del Madrid y la reacción del Barcelona, el partido estuvo para cualquiera, el Barcelona no reaccionaba mientras que los blancos desperdiciaron dos oportunidades, una en el palo que no entro por parte de Modric y otra que se iría por arriba de Benzema. Al minuto 75 ya con el ingreso de Dembele en cancha, el Barcelona pondría el 3-1 con un cabezazo de Suarez, luego de esto el Madrid estaba en la lona y al minuto 83 caería el 3 en la cuenta del Uruguayo, quien definiría como un killer del área una pelota que le pondría Sergi tras una recuperación picandola por encima del arquero y celebrando con sus hijos, pelota y partido a la bolsa. Luego de esto ya el partido se desvirtuó, cada llegada del Barcelona era tocarle la nariz al arquero y ahí fue cuando al 87 Vidal pondría el ultimo en la cuenta y consolidando la famosa manita para el Barcelona. Aquí abajo dejo el resumen completo del partido. Este clásico fue muy emocionante, el encuentro estuvo para cualquiera de los dos en algún momento, el Barcelona mostró que hay un equipo tras el mejor jugador del mundo y que el colectivo siempre ira mas allá que las individualidades. Mientras que los merengues deben replantearse la situación, este resultado le pondrá fin a la carrera del Tecnico en la casa blanca, pero desde el punto de vista anímico, deben de levantar aun equipo que fue goleado por su acérrimo rival y que se ve hundido en la 9 casilla de la tabla de posiciones y que si no reacciona, seguirá en caída libre.
0.00
7
4

jmetroyaActualizado
¡Sin Messi y ni Cristiano, el clásico siguió siendo clásico!
Creo que tenia el mismo miedo que muchos, que este clásico perdiera brillo sin dos de sus máximos exponentes del fútbol mundial, ya que esto no deja de ser un espectáculo, a men de esto repasamos los equipos y se ven prometedores. Hoy se vieron en el campo dos realidades distintas, un Barcelona solido, que si bien tuvo un par de partidos flojos, con el paso del tiempo fue consolidando una forma de juego que lo tiene donde lo tiene, mientras que en la vereda de al frente el Real lleva 14 puntos que lo ubicaban en el séptimo lugar de la liga, pero con una victoria hoy se pondría a 1 punto del Barcelona. Fuente de la imagen Este era el panorama antes que se jugara el clásico de hoy, por un lado se soñaba con un renacer del equipo blanco, donde se marcara la pauta de una nueva liga, mientras que del lado cule se buscaba de consolidar en el primer puesto y mandar al Real a la 9 casilla de la tabla y obligarlo a replantear todo de nuevo. Bueno para no dar mas vuelta metamos nos en lo que fue el partido y los que nos dejo el baile que le metió el Barcelona al Real. ¡Previa del encuentro! El problema del Barcelona pasaba por dos lados, uno Messi, no se contaba con el argentino y debían patearlo sin el, mientras que por otro lado la defensa es un punto que siempre me preocupa y que debían tener especial cuidado. El Barcelona salio con una especie de 4-4-2, donde la defensa estuvo formada por Alba, Pique, Lenglet y con Sergi en el lado derecho. Esta defensa me daba tranquilidad a pesar que siento que pique lleva tiempo siendo una moneda en el aire. El medio campo esta curiosos, con el croata y Busquets junto con el Brasileño Arthur y Rafinha, mientras que arriba estaban Suarez y Coutinho. Este equipo me gustaba, lo único que me inquietaba era Rafinha, yo hubiera preferido retrasar un poco mas a Coutinho y colocaba a Dembele con Suarez en punta. En la casa blanca las cosas estaban algo mas claras, con respecto a la formación, solo se esperaba que los 11 jugadores en el terreno por el Real dieran la cara y comenzara, con el partido de hoy, una remontada que los metiera en disputa de la liga. Los blancos saldrían con Courtuis en el arco, quien desde que llego el nuevo técnico se convirtio en un fijo del equipo, en la defensa saldrían con ramos y Varane en la saga central, mientras que los laterales serian Marcelo y Nacho. El medio campo seria de lujo, con Lukas, Casemiro y el aleman Kroos, buscarían el equilibrio y la buena circulación del balón. Arriba serian Bale, Benzema e Isco los encargados de meterla. Todo estaba servido las alineaciones a la orden del día y era cuestión de esperar el inicio del partido. ¡Se consolida la pesadilla del Madrid! Tenia tiempo sin ver un clásico como este, el de hoy fue un partido donde hubo de todo y para todos hasta que el partido se decidió por un lado. El partido comenzaría con un Barcelona obligado en casa a buscar la victoria, en las primeras de cambio se veia a unos cules aceitados tocando y tocando. El invitado especial no se haría esperar, al minuto 11 el brasileño Coutinho pondría el 1-0, tras una buena jugada y asistencia de Alba por la izquierda. El lateral izquierdo se comió el primer tiempo, subiendo y bajando, generando y generando ocasiones. Ocasiones iban y venían, era cuestión de tiempo que el segundo llegara y no fue si no hasta la media hora del partido que Varane derriba a Suarez en el aria y gracias al VAR se decreta el penal, el cual lo cambiaría por gol el mismo Uruguayo. Se iba el primer tiempo y lo que se dilucidaba a la lejanía lo que seria a la postre, una goleada de dimensiones importantes. En los primeros 45 minutos el Barcelona les dio un repaso de fútbol, desde todos los aspectos del juego, en la recuperación, en la toma de decisiones, todo todo fue para el Barcelona. En el segundo tiempo el técnico del Madrid sacaría a Varane, ya que tuvo una muy mala primera parte, pondría a Vazquez como lateral derecho, este cambio le dio dolores de cabeza al Barcelona e incluso les trajo el descuento por parte de Marcelo, ya que la jugada se gesto por el lado de Alba, donde le hicieron el 2 contra 1, que dejaría todo servido para el descuento al minuto 50. El Barcelona no espero mucho, realizo el cambio adecuado ingresando a Semedo por Rafinha, esto libero a Sergi y desato el recital de Suarez. En el trascurso del descuento del Madrid y la reacción del Barcelona, el partido estuvo para cualquiera, el Barcelona no reaccionaba mientras que los blancos desperdiciaron dos oportunidades, una en el palo que no entro por parte de Modric y otra que se iría por arriba de Benzema. Al minuto 75 ya con el ingreso de Dembele en cancha, el Barcelona pondría el 3-1 con un cabezazo de Suarez, luego de esto el Madrid estaba en la lona y al minuto 83 caería el 3 en la cuenta del Uruguayo, quien definiría como un killer del área una pelota que le pondría Sergi tras una recuperación picandola por encima del arquero y celebrando con sus hijos, pelota y partido a la bolsa. Luego de esto ya el partido se desvirtuó, cada llegada del Barcelona era tocarle la nariz al arquero y ahí fue cuando al 87 Vidal pondría el ultimo en la cuenta y consolidando la famosa manita para el Barcelona. Aquí abajo dejo el resumen completo del partido. Este clásico fue muy emocionante, el encuentro estuvo para cualquiera de los dos en algún momento, el Barcelona mostró que hay un equipo tras el mejor jugador del mundo y que el colectivo siempre ira mas allá que las individualidades. Mientras que los merengues deben replantearse la situación, este resultado le pondrá fin a la carrera del Tecnico en la casa blanca, pero desde el punto de vista anímico, deben de levantar aun equipo que fue goleado por su acérrimo rival y que se ve hundido en la 9 casilla de la tabla de posiciones y que si no reacciona, seguirá en caída libre.
0.00
7
4

jmetroyaActualizado
¡Sin Messi y ni Cristiano, el clásico siguió siendo clásico!
Creo que tenia el mismo miedo que muchos, que este clásico perdiera brillo sin dos de sus máximos exponentes del fútbol mundial, ya que esto no deja de ser un espectáculo, a men de esto repasamos los equipos y se ven prometedores. Hoy se vieron en el campo dos realidades distintas, un Barcelona solido, que si bien tuvo un par de partidos flojos, con el paso del tiempo fue consolidando una forma de juego que lo tiene donde lo tiene, mientras que en la vereda de al frente el Real lleva 14 puntos que lo ubicaban en el séptimo lugar de la liga, pero con una victoria hoy se pondría a 1 punto del Barcelona. Fuente de la imagen Este era el panorama antes que se jugara el clásico de hoy, por un lado se soñaba con un renacer del equipo blanco, donde se marcara la pauta de una nueva liga, mientras que del lado cule se buscaba de consolidar en el primer puesto y mandar al Real a la 9 casilla de la tabla y obligarlo a replantear todo de nuevo. Bueno para no dar mas vuelta metamos nos en lo que fue el partido y los que nos dejo el baile que le metió el Barcelona al Real. ¡Previa del encuentro! El problema del Barcelona pasaba por dos lados, uno Messi, no se contaba con el argentino y debían patearlo sin el, mientras que por otro lado la defensa es un punto que siempre me preocupa y que debían tener especial cuidado. El Barcelona salio con una especie de 4-4-2, donde la defensa estuvo formada por Alba, Pique, Lenglet y con Sergi en el lado derecho. Esta defensa me daba tranquilidad a pesar que siento que pique lleva tiempo siendo una moneda en el aire. El medio campo esta curiosos, con el croata y Busquets junto con el Brasileño Arthur y Rafinha, mientras que arriba estaban Suarez y Coutinho. Este equipo me gustaba, lo único que me inquietaba era Rafinha, yo hubiera preferido retrasar un poco mas a Coutinho y colocaba a Dembele con Suarez en punta. En la casa blanca las cosas estaban algo mas claras, con respecto a la formación, solo se esperaba que los 11 jugadores en el terreno por el Real dieran la cara y comenzara, con el partido de hoy, una remontada que los metiera en disputa de la liga. Los blancos saldrían con Courtuis en el arco, quien desde que llego el nuevo técnico se convirtio en un fijo del equipo, en la defensa saldrían con ramos y Varane en la saga central, mientras que los laterales serian Marcelo y Nacho. El medio campo seria de lujo, con Lukas, Casemiro y el aleman Kroos, buscarían el equilibrio y la buena circulación del balón. Arriba serian Bale, Benzema e Isco los encargados de meterla. Todo estaba servido las alineaciones a la orden del día y era cuestión de esperar el inicio del partido. ¡Se consolida la pesadilla del Madrid! Tenia tiempo sin ver un clásico como este, el de hoy fue un partido donde hubo de todo y para todos hasta que el partido se decidió por un lado. El partido comenzaría con un Barcelona obligado en casa a buscar la victoria, en las primeras de cambio se veia a unos cules aceitados tocando y tocando. El invitado especial no se haría esperar, al minuto 11 el brasileño Coutinho pondría el 1-0, tras una buena jugada y asistencia de Alba por la izquierda. El lateral izquierdo se comió el primer tiempo, subiendo y bajando, generando y generando ocasiones. Ocasiones iban y venían, era cuestión de tiempo que el segundo llegara y no fue si no hasta la media hora del partido que Varane derriba a Suarez en el aria y gracias al VAR se decreta el penal, el cual lo cambiaría por gol el mismo Uruguayo. Se iba el primer tiempo y lo que se dilucidaba a la lejanía lo que seria a la postre, una goleada de dimensiones importantes. En los primeros 45 minutos el Barcelona les dio un repaso de fútbol, desde todos los aspectos del juego, en la recuperación, en la toma de decisiones, todo todo fue para el Barcelona. En el segundo tiempo el técnico del Madrid sacaría a Varane, ya que tuvo una muy mala primera parte, pondría a Vazquez como lateral derecho, este cambio le dio dolores de cabeza al Barcelona e incluso les trajo el descuento por parte de Marcelo, ya que la jugada se gesto por el lado de Alba, donde le hicieron el 2 contra 1, que dejaría todo servido para el descuento al minuto 50. El Barcelona no espero mucho, realizo el cambio adecuado ingresando a Semedo por Rafinha, esto libero a Sergi y desato el recital de Suarez. En el trascurso del descuento del Madrid y la reacción del Barcelona, el partido estuvo para cualquiera, el Barcelona no reaccionaba mientras que los blancos desperdiciaron dos oportunidades, una en el palo que no entro por parte de Modric y otra que se iría por arriba de Benzema. Al minuto 75 ya con el ingreso de Dembele en cancha, el Barcelona pondría el 3-1 con un cabezazo de Suarez, luego de esto el Madrid estaba en la lona y al minuto 83 caería el 3 en la cuenta del Uruguayo, quien definiría como un killer del área una pelota que le pondría Sergi tras una recuperación picandola por encima del arquero y celebrando con sus hijos, pelota y partido a la bolsa. Luego de esto ya el partido se desvirtuó, cada llegada del Barcelona era tocarle la nariz al arquero y ahí fue cuando al 87 Vidal pondría el ultimo en la cuenta y consolidando la famosa manita para el Barcelona. Aquí abajo dejo el resumen completo del partido. Este clásico fue muy emocionante, el encuentro estuvo para cualquiera de los dos en algún momento, el Barcelona mostró que hay un equipo tras el mejor jugador del mundo y que el colectivo siempre ira mas allá que las individualidades. Mientras que los merengues deben replantearse la situación, este resultado le pondrá fin a la carrera del Tecnico en la casa blanca, pero desde el punto de vista anímico, deben de levantar aun equipo que fue goleado por su acérrimo rival y que se ve hundido en la 9 casilla de la tabla de posiciones y que si no reacciona, seguirá en caída libre.
0.00
7
4
0.00
8
1
0.00
8
1
0.00
8
1
0.00
3
3
0.00
3
3
0.00
3
3
0.00
8
1
0.00
8
1
0.00
8
1
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
2
0
0.00
5
1
0.00
5
1
0.00
5
1