Béisbol / records

franzo
Anécdotas: Cesar "Cocoa" Gutiérrez y su récord en las Grandes Ligas, M.L.B
El Falconiano César Dario Gutiérrez conocido en el mundo beisbolistico con el sobrenombre de "Cocoa" comparte el récord de Grandes Ligas para hits conectados de forma consecutiva en un juego de entradas extras. Esto ocurrió durante el segundo juego de una doble jornada en Cleveland el 21 de junio de 1970, el paracorto "Cocoa" Gutiérrez, con el dorsal número 7, se fue de 7-7 en una victoria de 9x8 en doce entradas. El nativo de la ciudad de Coro, bateó un doble y seis sencillos y su bate fue enviado inmediatamente al templo de los inmortales de Cooperstown. Con apenas 1.79 de altura y pesando 70 kilogramos este débil jugador que era Gutiérrez fue probablemente uno de los últimos bateadores que uno pensaría en quién establecería tal récord de bateo. Gutiérrez solo jugó en 223 juegos en cuatro temporadas de béisbol de las grandes ligas contabilizados de esta manera, 33 juegos para los Gigantes entre 1967 y 1969, con Detroit de 1969 a 1971. En su única temporada completa, fue el campocorto titular de Detroit en 1970, pero pronto perdería su trabajo con la llegada de Eddie Brinkman en el famoso intercambio de Denny Mclain con Washington que también trajo al tercera base Aurelio Rodríguez. El manager de los Tigres Mayo Smith diría algo muy cómico sobre Gutierrez "Nunca olvidaré ver a Gutiérrez en el Tiger Stadium, de pie junto al corpulento bateador de Washington, Frank Howard, quien se encontraba en segunda base después de un doble. Howard tenía 6'7, y pesaba 255 libras por lo que Cesar parecía un estudiante de segundo grado. Los otros jugadores que acompañan a César Gutiérrez en esa hazaña son el norteamericano Wilbert Robinson de los Orioles de Baltimore de la Liga Nacional de 1892 quien tuvo siete hits en un juego de nueve entradas, mientras que el Panameño Rennie Stennett de Pittsburgh empató la marca en 1975 y Johnny Burnett de Cleveland tiene el récord de más hits en un juego de entradas extras con 9, una hazaña lograda en 1932. Gutiérrez al final de esa campaña fue vendido al equipo de los Expos De Montreal en su filial AAA los Peninsula Whips donde jugo solamente 12 juegos, donde fue dejado libre y adquirido por los Padres De San Diego quienes lo asignaron a su equipo de filial AAA los Hawaii Islanders donde jugaría el resto de la temporada de 1972 retirándose a finales de ese año, probo también suerte en la Liga Mexicana como jugador, y también se desempeñó como entrenador y scout en la liga de béisbol profesional de Venezuela. El 22 de enero de 2005, cuatro días antes de cumplir 62 años, murió de un ataque al corazón en la ciudad de Cabimas, Estado Zulia, Venezuela.
0.00
6
4